Clinica Villa Paz

Themes

Style

Page Background

Menu Background

Theme Options

HIJOS

 

“Era uno de los tantos días en la casa. Mi padre estaba al llegar y ya se notaba la tensión en el aire.  Momentos después comenzaban los gritos y las peleas.  La desvalorización estaba a la orden del día, todos éramos unos inútiles y nuestras razones y sentimientos no eran validos. Nunca me sentía a la altura de las circunstancias y esto se expresaba con una profunda angustia o malestares corporales persistentes-dolores de estómago, cefaleas, mareos, contracturas, y ese olor raro en papá,  que nunca terminaba de descubrir (o no lo quería descubrir). Los amigos, el afecto el diálogo y los placeres normales de la vida eran huéspedes  que no solían entrar en mi casa.  Y el temor siempre estaba dando vueltas por ahí, en el rostro de mi madre, de mis hermanos o de mí. La tristeza y toda una serie de conductas absurdas envolvían el misterio de toda mi familia.  Ese misterio se llamaba ADICCION”.

A.N.
(caso clínico; 2009

Cuando las personas crecen en un hogar en el que uno de los padres abusa de sustancias, pueden desarrollar problemas que potencialmente perduren toda su vida. Corren el riesgo de sufrir de depresión y ansiedad, a menudo carecen de destrezas sociales/interpersonales o de otro tipo y una probabilidad mayor de desarrollar problemas de abuso de sustancias controladas que los jóvenes que no tuvieron un padre adicto.

Los jóvenes de padres que abusan de sustancias controladas también pueden sentirse aislados, avergonzados o temerosos de traer amigos de visita a su casa. Los expertos dicen que estos jóvenes necesitan adultos comprensivos que los ayuden, aunque sea sólo para conversar de la situación, demostrándoles que desahogarse al respecto no significa que estén traicionando a sus padres.

Estos adultos de confianza (como parientes, amigos, maestros, entrenadores o el personal de enfermería de la escuela) pueden ayudar a los jóvenes de padres que abusan de sustancias controladas a sentirse menos solos, faltos de cariño y confundidos por las acciones de sus padres. Estos adultos comprensivos pueden hacerles entender que la situación por la que están pasando no es su culpa, ya que ellos no pueden curar a sus padres y probablemente no pueden mejorar lo que está pasando.

En términos globales, algunas de las repercusiones a nivel psicológico y físico en los hijos que pueden estar asociadas con la socialización en un entorno familiar caracterizado por la adicción de los padres son:

• La baja capacidad para socializar con su grupo de iguales, lo cual puede verse reflejada en la interacción que, por lo común, tienen con redes reducidas de amistades.

• El rechazo a dedicar tiempo en otras actividades lo que puede influir en una disminución de la actividad física y como consecuencia una posible obesidad.

• La imitación de modelos de comportamientos externos, una baja seguridad hacia referentes personales y un déficit en los niveles de autoestima.

• Estados constantes de ansiedad que pueden convertirse en un importante factor de riesgo para el inicio del consumo de drogas o para el desarrollo de otro tipo de problemas de salud mental (trastornos alimenticios, ludopatía, etc.)

• La carente estimulación temprana y un estilo de crianza deficiente por problemas con consumo de drogas puede ser un importante factor para presentar Trastornos de Déficit de Atención e Hiperactividad entre niños en edad escolar.

• Cuadros de depresión juvenil e infantil, caracterizados por cambios frecuentes en el estado de ánimo, sentimientos de minusvalía, comportamiento agresivo, alteraciones del sueño, ideas y pensamientos de muerte, entre otras (CIJ, 2005).

• El constante sometimiento a situaciones familiares conflictivas y de alto estrés puede provocar contracturas musculares, cefaleas y dolores de cabeza.

El consumo de drogas contribuye a la generación de patrones de comportamiento que llevan a la repetición de conductas intergeneracionales; lógica donde se sitúa precisamente el complejo fenómeno de la violencia familiar, el cual se encuentra sumamente asociado con el abuso o dependencia al alcohol u a otras drogas. La forma cíclica y recurrente de la violencia familiar puede ser explicada en parte por la adopción de modelos en el aprendizaje social de las personas

La ayuda profesional temprana es muy importante para prevenir daños de mayor magnitud, incluyendo la gestación de una propia adicción

Si usted se crió con un familiar adicto y responde afirmativamente a 5 de las siguientes preguntas del cuestionario, su vida ha sido afectada por la adicción - compulsión de esa persona:

1. Cree que si el adicto lo amara dejaría de consumir por usted?

2. Se alteran sus planes por la adicción de su familiar adicto?

3. Se ha sentido avergonzado por el comportamiento y las actitudes de su familiar adicto?

4. Teme que por su conducta el adicto consuma?

5. No asiste a reuniones sociales por temor o ansiedad?

6. Se encuentra ofuscado, confuso o deprimido la mayor parte del tiempo?

7. Intenta controlar las acciones y actitudes del adicto?

8. Se siente incomprendido por sus amistades?

9. Los profesionales a los que ha recurrido lo ayudaron a comprender su afección?

10. Busca hacerse daño para obtener la escucha o atención del adicto?

11. Miente para encubrir que su familiar consume compulsivamente?

12. Tiene problemas económicos a causa de la adicción de su familiar directo?

13. Le preocupa cuándo y cuánto consume su familiar?

14. Se siente la mayor parte del tiempo con un sentimiento de angustia y temor?

15. Es excesivamente perfeccionista?

16. Se encuentra insatisfecho habitualmente?

17. Siente culpa y no sabe por qué?

18. Tiene pensamientos o actitudes violentas que no puede manejar?

19. Tiene sentimiento de ira frecuentemente?

20. Suele aislarse en reuniones sociales y sumirse en sus pensamientos?

21. Entabla relaciones de uno a uno, sin poder participar de situaciones grupales?

22. No se siente lo suficientemente valioso?

23. Se encuentra confuso la mayor parte del tiempo?

24. Siente que está más preocupado por el otro que por usted mismo?

25. Tiene dificultades para comunicarse con sus pares?